Sonidos en vivo: Lluvia de Piedras Vol. I


Sábado 7 de abril y la ciudad del desastre se prepara para la primera lluvia de piedras de la temporada, cargada de sonidos alternativos y atronadores que prometían remecer a los melómanos de provincia.

Son las 23:30 horas y Errante, en el contexto de su gira Split 2018, sube al escenario para iniciar la jornada. Sin lugar a dudas, este trío es una de esas agrupaciones que, con una gran dosis de perseverancia y autogestión, ha logrado sobreponerse a los vaivenes del tiempo y a la centralización. Celebrando una trayectoria de 11 años con 4 discos, un Split, diversas presentaciones en vivo y menciones en medios de difusión nacional e internacional; Jebu, Tavo y Repo nos sorprenden con un setlist diverso. De esta forma, el viaje musical nos remonta al año 2016, con “Sobreestimulado” e “Incertidumbre”, sonidos que progresivamente comienzan a activar la memoria musical de los asistentes. Posteriormente, nos conducen a uno de sus trabajos más aplaudidos por la crítica, Punto de Quiebre (2014), a través de “Caminata Lunar” y “Terapia”, que con su energía logran remecer a los fieles espectadores. Más tarde, nos trasladan al año 2010, mediante “Oídos sordos”, tema que causa un flashback en los nostálgicos, pues nos recuerda los inicios de esta banda y su disco Fragmentos Dispersos (2010). Por último y probablemente como un acto simbólico, el trío culmina su participación con su intenso himno “Gaman”, término japonés que hace alusión a “soportar lo aparentemente insoportable con paciencia y dignidad”, un mantra que evidentemente Errante ha tomado como bandera de lucha durante todos estos años, y que le ha permitido posicionarse como una de las agrupaciones referentes de la sexta región.



            Pasada la media noche es el turno de Hienas, banda nacida en Santiago (2012) pero con integrantes Rancagüinos, cuyo nombre no resulta para nada indiferente en la escena de la ciudad del desastre, puesto que durante los últimos años han participado en numerosas tocatas, lanzado un EP homónimo (2015), han sido incluidos dentro del primer compilado de Doomed and Stoned Latinoamérica e incluso, el pasado 23 de marzo, presentaron su disco “Todo por el Morbo”, pieza que ya cuenta con una versión física. Con un público expectante, lleno de amigos y seguidores, Matías, Carlos y el recientemente integrado Tavo (sí, también batero de Errante), inician su lluvia de piedras a través de la potencia de “Espejismo” “Madre dime”, “Jóvenes”, “Morbo” “Cuando las hojas”, “Diablito” y “2014”, un repertorio caracterizado por sonidos directos y viscerales, con influencias del grunge y el stoner, y letras cargadas de hastío que mantuvieron absortos a los asistentes durante la totalidad de su presentación. Resulta relevante hacer mención a su nueva formación, que progresivamente se va cohesionando en el escenario y que, ciertamente, promete un atractivo trabajo del que nos mantendremos muy atentos.




Llega el turno de los invitados trasandinos, el trío COMECULEBRAS, que viajó 14 horas desde la Patagonia para hacerse presente en esta lluvia de piedras. El repertorio seleccionado por la banda repasa el trabajo de su homónimo (2016) y su reciente placa Río Rojo (2017), con una presentación que gradualmente envuelve con furia y coraje a los asistentes. Caracterizados por un sonido denso y atronador que nos hace recordar el más crudo stoner, pero que incluye acordes sueltos y una reverberación provocada por la distorsión de sus instrumentos; y líricas como la de “16 años”, que relata el disparo hacia un adolescente en medio de una severa represión policial en Bariloche o “Encapuchados” que refiere el caso del joven Santiago Maldonado, nos demuestran que Fernando, Emilio y Federico no sólo se centran en la densidad de su sonido, sino que además, emplean su música para realizar una crítica directa a la realidad política y social Latinoamericana.

Y la responsabilidad de cerrar a estas alturas, la tormenta de piedras que estaba aconteciendo, fue de los muchachos de Beduino, quienes denotan un marcado gusto por el doom y el stoner que no temen matizar con otros estilos. Este trío, además de realizar diversas presentaciones en vivo, ha visto emerger los primeros frutos de su trabajo musical mediante el ya mencionado Split con Errante (2017) y su primer LP titulado “Quemadura”, revelado en su sitio de Bandcamp durante el mes pasado. En consecuencia, deciden iniciar su participación con “Dónde está Dios” y “Mercado de almas perdidas”, las dos primeras piezas de este trabajo, con un sonido lento y pesado que, a pesar de las altas horas de la madrugada y algunos problemas técnicos, logra envolver al público melómano. Continúan con “La primera lluvia”, pieza del Split que nos mantiene sumergidos en este abismo denso e impenetrable y, posteriormente “Valle inmortal” y “Gigante pies de barro”, temas que refuerzan la tónica demostrada durante su presentación.  Por último, Julio, Diego y Seba realizan un interesante cierre con el tema instrumental “Cielo Herido” pieza inicial del Split, que, cargado de una atmósfera introspectiva, nos induce a estar atentos a los próximos trabajos de esta banda y al prometedor lanzamiento de su álbum debut.


Para sorpresa de los organizadores, hubo una concurrencia mayor a la inicialmente prevista y el rugido desgarrador de los exponentes, logró hacer temblar el ambiente de un local atípico pero que resultó ser idóneo para estos eventos, como lo es Pubsito. Gran parte de los asistentes manifestaron un interés genuino en el trabajo realizando por las bandas, quienes a su vez, demostraron un clima de colaboración y hermandad tan necesario en el medio musical. Esta alianza se vio consolidada a través de las colaboraciones en vivo que efectuaron los miembros de las agrupaciones, tales como la participación de Matías (Hienas) en los temas “Dónde está Dios” y “Gigante pies de barro” de Beduino y el ya mencionado doble esfuerzo del baterista Tavo, quien hoy por hoy, participa en Errante y Hienas.
Sin lugar a dudas, se espera que los hermanos de COMECULEBRAS visiten nuevamente el país y que cada una de las bandas siga creciendo en su propuesta, manteniendo y expandiendo la fuerza sonora que los caracteriza. Del mismo modo, nos mantendremos expectantes a eventos de esta naturaleza, pues representan un refugio para los oídos inquietos deseosos de música, actitud, constancia y riffs.

Por Daniela I.O.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.