Red Valley EP (2018) (reseña)


Red Valley de Rancagua, trío de psicodelia pesada mostrando su potencial instrumental en este EP de veintitrés minutos. 

«Nebulosa» es la canción elegida para comenzar. Casi como si fuera un susurro, esta canción va tomando fuerza hasta volverse un paisaje líquido y espeso con una corriente constante. Dentro de todo este serpenteo, vuelve a la calma. Este es el aviso de lo que vendrá: una buena dosis vaporosa de stoner rock. 

«Piola», la piola del EP, con un ritmo más ‘alegre’ esta vez. La continuación precisa a lo que fue la canción anterior. Retorna a su punto de partida. Este es un paisaje más relajado con inclinación a los riffs más lentos.

Es muy pronto y ya «Cielo rojo», la más ‘violenta’ del debut, aparece a la mitad del viaje sonoro. Después de un comienzo denso y el relajo posterior, Red Valley mantiene sus intenciones con más groove, como si recobrara un poco la consciencia luego del inicio turbulento, pero sin perder intensidad.

«Flashback», el desenlace, un flashback de la tarde más calurosa del valle rojo. Pareciera el resumen del viaje. La canción se interpreta con más suavidad en ciertos pasajes, dando una impresión de estado contemplativo, un hilo de ruido.

En caso de contar con poco tiempo y querer sumergirse en una masa de sonidos que abstraiga pensamientos innecesarios, está recomendado este EP debut por parte de Francisco, Luis y Alfredo, Red Valley.

Reseña: Julio Soto (Bajo y voz de Beduino)
Ayúdanos a correr la voz y a sumar más personas a esta #epifaníasubterránea (y si quieres que te ayudemos a difundir y reseñar tu banda o proyecto musical, no dudes en contactarnos) Síguenos en : Facebook, Instagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.