Reseña en vivo : 29 diciembre club de la cerveza (Rancagua)

La inquietud por abrir nuevos espacios para presentar su propuesta musical, llevó a Beduino, Hienas, Red Valley y los invitados de la V región Soponcio, a congregarse en el club de la cerveza, recinto escogido por los rancagüinos, donde montaron a pulso el equipamiento necesario para llevar a cabo la jornada, la cual tuvo la virtud de comenzar temprano (20:30) cosa que se agradece ya que uno se puede enfocar más en la música que cuando los eventos comienzan más tarde y el sueño y la jerga de rigor, hacen disminuir la concentración.

Comenzó Beduino, quienes la semana pasada se había presentado en el evento lluvia de piedras  con un repertorio dedicado más a la atmósfera, en esta oportunidad equilibraron la balanza hacia el lado más primitivo de su repertorio. Abriendo con dos tracks nuevos (sin titulo y hielo) que ya dejan entrever la senda de su futuro material de estudio, impactaron y conectaron con la audiencia quien no tardó en vitorear estas canciones, acto que perduró durante toda su presentación donde mostraron sus dientes con temas como «gigante pies de barro» y «volcán», que contó con el feat de Carlos Navarrete (bajista de Hienas) quién añadió con sus vociferaciones más carácter a lo ya expuesto por beduino. «Ocaso» despide el set con esta nueva composición cargada de un final noise y tribal, muy propio del power trío.


Quienes también se repitieron el plato post lluvia de piedras fueron Hienas, con la última fecha del año difundiendo su debut «Todo por el morbo» y afiatando cada día más la reciente incorporación en este 2018, Gustavo Pinto, quien en paralelo ejerce su rol en los tambores en Errante. Con algunas variaciones con respecto a su set anterior , se hicieron manifestar canciones como «Diablito» y dejando al medio del setlist, tres de sus composiciones más recientes, como lo son: laberinto, Necrosoviet y círculo negro, siendo la segunda la que expande un poco más el concepto de lo que es Hienas y dando un buen equilibrio a su set que no sabe de descansos a la hora de expresarse.

Soponcio hizo su debut en tierras rancagüinas, quienes este año han estado promocionando a full su placa más reciente titulada Radio/lógica, la cual también se suma al hito de haber ganado en 2017 el hard rock rising latinoamericano de hard rock café. nominaciones y premios aparte, el tercer trío de la jornada sabe derrochar actitud en sus composiciones desde el primer acorde, las cuales transitan constantemente en una dosis controlada de estridencia y atmósferas, pero sin perder el formato canción. Aquí no tenemos jams interminables o canciones con muchas partes, el set se destaca por tener tracks que van al grano, pero lo que a mi parecer me mermó un poco la «experiencia soponcio» por asi decirlo fue esa constante, no tener un matiz dentro del repertorio que me llevara de menos a más. Lo que no significa desmerecer por ejemplo, canciones llenas de gancho como «Estólido» (fuerza oculta, 2014), Ovular y Dimensión (radio/lógica, 2018).
                        

Podríamos haber escrito sobre Red valley en esta reseña, pero lamentablemente el local no contaba con los permisos para realizar este tipo de eventos, sumado a que el estruendo manifiesto se dejó caer en una terraza, era de esperar que los decibeles se propagaran por el aire y llegaran a edificios aledaños que no encontraron otra cosa más que denunciar a carabineros por ruidos molestos y dejó incompleta esta fecha en vivo.

Pero al mal tiempo buena cara, ya vendrán más instancias para reseñar a este trío que recién empieza a sacar a brillar su reciente Ep de estudio.

La conclusión alegre que si se pudo sacar de esta situación, fue que la convocatoria fue considerable a pesar de ser anunciado con poca antelación, lo que habla de que la convocatoria puede mejorar considerablemente, sumando a demás la ventaja de que el evento empezó temprano, cosa que ayudó a que el público asistente conectara efectivamente con las bandas.

Felicitaciones a las bandas participantes que con colaboración e ímpetu están de a poco consolidando un nicho para mostrar su arte descentralizado, un under genuino, sin pomposidad y hype innecesario, pero con las ganas de hacer cosas y hacer explotar las sensaciones de quienes quieran ser parte.

Reseña por Jebu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.