Hazaña contracorriente: Rosetta(USA) y la Bestia de Gevaudan en vivo (07 de marzo 2019)


Armar un evento es siempre una labor de alto riesgo económico, sobre todo en propuestas carentes de nichos masivos.
La autogestión es un camino a veces tortuoso y que sólo algunos se atreven a cursar y en esta oportunidad, La bestia de Gevaudan llevó a cabo una misión digna de mención por lo bajo: sin inversiones de terceros, traer por primera vez a chile a Rosetta y no sólo por una fecha, sino 5 fechas por la zona centro sur de Chile.


La fecha debut del periplo se llevó a cabo en el Centro arte alameda(Santiago), fecha en la cual aprovechó de estrenar en vivo de manera íntegra al sucesor de Feral : Kintsukuroi
Para quienes no están familiarizados con el término, se trata de una expresión japonesa que significa reparación de oro. esta consiste en una técnica para arreglar fracturas de la cerámica con barniz de resina espolvoreado o mezclado con polvo de oro, plata o platino. A su vez propone una filosofía que plantea que las roturas y reparaciones forman parte de un objeto y en vez de ocultarse, se deben mostrar para así embellecer el objeto y poner en manifiesto su transformación e historia. 
¿ Qué tiene que ver con la música esto? pues bastante. Sin conocer en profundidad el contenido lírico del material (debido a que la bestia se caracteriza en crear una muralla sonora cargada de efectos varios), el mensaje que transmitió la obra presentada integramente en vivo (con la participación de Mike Armine, vocalista de rosetta que también hace su aparición en el disco) una sólida performance que invita a la introspección y la constante catarsis para quienes asisten a estos manifiestos. La propuesta crece bastante con la puesta en escena por parte de la banda, que más allá de las luces y el humo, irradian un innegable fiato entre sus integrantes.


Si bien la jornada comenzó a altas horas de la noche, nada mermaría el ímpetu y ánimo tanto de los asistentes que se congregaron a esta cita, como para los oriundos de Filadelfia : Rosetta, que desde la previa (ellos mismos cordialmente estaban en el pueso de merchandasing interactuando con la fanaticada) hasta que pisaron el escenario, mostraron completa cercanía y un setlist cargado de poderosos tracks. energía constante de la cual su frontman Mike Armine se retroalimentaba, bajando a cantar entre el público y dándolo todo en cada momento y agradeciendo a la audiencia por ser parte de esto. Su set abarcó en gran parte sus últimos 4 álbumes de estudio, y una que otra joya vitoreada por la audiencia de su material más primigenio. Desde Detente a Wake la banda mantuvo la intensidad a tope en un intenso viaje de principio a fin.


Fechas como estas llevadas a pulso, ponen en evidencia que querer es poder. Las palabras se fortalecen con hechos y el arrivo casi impensado años atrás de Rosetta por estas latitudes gestionado por La bestia de Gevaudan, sólo para valientes casados a morir con su visión.


fotos por Pablo Selman

reseña por Jebu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.